24. Aventarme de paracaídas (primera vez)

Aventarme de paracaidas
Me tarde bastante en escribir este post, pues desde el momento en que me lo propuse hace casi 5 años hasta hoy ya son 3 veces las que he saltado y debo de decir que ¡cada vez se pone mejor!
Esta locura surgió desde que un ex compañero de trabajo se animó a realizar el salto y documento todo sobre su experiencia en un blog, al leerlo e imaginarme cada detalle me llego la emoción tal cual el la describía, pues ahora es mi turno de redactar mi experiencia y espero que alguno que lo lea, nazca en el una pequeña chispa que le anime a realizar esto que muchos llaman locura.
Todo se remonta en un mayo del 2013, fue un regalo de cumpleaños para mi amada novia, le quería dar una experiencia inolvidable que pudiéramos compartir juntos de por vida, para esos entonces yo estaba un poco pasadito de peso, rondaba los 95Kg y el peso máximo era de 90 para lo cual tuve un mes para bajar 5 kilitos, las personas que me conocen saben que cuando me propongo algo pronto verán que lo cumplo, así que fui con mi hermano que se dedica a la preparación física de forma profesional y con el en ese mes pude bajar nada mas y nada menos que 14 kilos ¡en un mes! para que vean que si se puede cuando hay propósito y el mío era vivir esta aventura.
Así que llegó el día, con todo y dolor de estomago nos fuimos para el lugar citado, mi novia un amigo (Ramon) y yo seríamos los próximos en la lista, así que llegamos y nos esperaban, nos pusieron unos trajes tipo timbiriche nos dieron las instrucciones de que hacer durante la caída libre y como aterrizar mientras se llevaban a mi novia para saltar, la avioneta era demasiado pequeña para llevar a mas personas al perecer y solo eran dos instructores los que estaban disponibles, así que mientras esperábamos mi valiente pareja realizo el salto, eran todo gritos y emociones con ella cuando por fin después del eterno esperar había tocado tierra.
LlegandoParacaídas y avionetaCon mi valiente noviaPreparacion de salto
Así que seguimos nosotros, pero de pronto la avioneta la apagaron y todos volteamos a ver al piloto, un señor de unos 60 años que decía que era todo por el día, no se sentía bien y no realizaría mas vuelos, así que ese día la única con suerte fue mi pareja que no paraba de sonreír. Ni modo, a esperar una semana mas pues los saltos solo los realizaban en fin de semana.
 Con mi amigo RamonEntrevista antes del salto
A la semana entrante llegamos tempranito pues éramos los primeros en la lista, sin más, de vuelta los trajes de timbiriche y nos tocó hasta rempujar la avioneta para que arrancara, (es broma solo le dimos un aventó a la pista de aterrizaje). Pero esta vez mi amigo y yo saltábamos juntos, así que después de darnos las ultimas instrucciones nos subimos a la avioneta y despegamos, la avioneta ganaba altura y los nervios se hacían presente cada vez mas, me faltaba un poco la respiración y las manos me temblaban un poco, no le he de negar pero lo peor bino cuando la puerta de la avioneta se abrió a 10 mil pies de altura, cuando todo el aire entra a esa velocidad en la avioneta uno se paraliza un poco, pero el instructor en todo momento le da a uno instrucciones así que eso ayuda a concentrarse y a seguir sus indicaciones, uno no quiere que nada salga mal, la seguridad es primero así que ha seguir todas las indicaciones. Después de acercarse hincado a la puerta de la avioneta la próxima instrucción fue: “saca el pie y apoyare en ese tubo de ahí”, al sacarlo mi pie sale casi volando, pues la presión del aire es bastante fuerte. El momento de la verdad, estábamos en posición y Johny, el instructor me dice a la cuenta de tres nos aventamos y comenzó a contar 1 y se balancea hacia atrás y luego a delante, 2 y se vuelve a balancear pero esta vez se avienta del avión (comenta que se avientan en 2 por que en la cuenta de 3 muchos se agarran de las puertas y eso pone las cosas difíciles, así que te sorprende un poco) y ahí es donde te das cuenta que todo miedo que antes tuve fue infundado, un paso mas allá del miedo es donde se encuentran las mejores experiencias de la vida, solo un paso mas allá.
La sensación es difícil de explicar, pues no hay muchas cosas con las que se le puede comparar, en un segundo de repente estas volando a mas de 200 km/h sentir toda esa presión de aire en la cara mientras uno va en caída libre es una de las cosas mas exquisitas que uno puede vivir, no en vano ya van 3 saltos que realizo de este tipo. Sentir toda esa adrenalina se vuelve adictivo, el descenso duró al rededor de 30 segundos durante el cual uno grita a todo pulmon, una experiencia muy liberadora, todo estrés se esfuma en estos pocos segundos de vida. Después solo sientes un frenon repentino, cuando el paracaídas se abre lo único que queda es gritar mas, pura euforia, pura felicidad, después de que el paracaídas es abierto son otros 5 minutos de caida disfrutando el paisaje hasta el aterrizaje donde me sorprendí después que me vi en video todo palido y con las manos temblando. Después de el salto solo quería volver a repetirlo.
Esta fue mi primera experiencia haciendo el salto, mas adelante agregaré otros posts contando por cada salto y compartiendo el video respectivo.
Mi novia por los aires
No me canso de recomendar que la gente salte desde un avión, si tienes la oportunidad haslo, te lo prometo que no te vas a arrepentir, el salto es muy seguro, preguntando a los instructores ellos realizan este salto al rededor de 20 veces al día, todo el año, esos son mas de 7,000 saltos en un año y ellos siguen vivos, tendrías que tener muy muy muy mala suerte para que tu paracaídas no se abra y no vivir para contarlo.
¿Cuéntame, has pensado alguna vez en aventarte pero no te has animado o ya lo estas pensando mas a fondo? me gustaría saber si ya lo hiciste o si te animarías #yosimeanimo
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contacto

!Hola! Nuevas ideas, invitaciones de todo tipo, recomendaciones, críticas constructivas, saludos y de más son bienvenidos.

Enviando

©2018 #Yo si me animo

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?