25. Hacer Bungee Jumping

Cosas que debes hacer…

Las alturas han sido uno de mis miedos mas grandes desde mi infancia, alguna vez cuando era monaguillo (sí, lo fuí cuando tenía unos 10, 12 años aun que usted no lo crea), tuve la necesidad de subir al campanario de la iglesia en calidad de asistente, me dio un pavor inmenso, al ir subiendo me temblaban las piernas y me latía fuerte el corazón, pero al llegar arriba y ver lo bonito que se veía, me di cuenta que el miedo se basaba en muchos prejuicios, a esa edad tuve una gran lección: si te das la oportunidad de hacer lo que tanto temes, lograras conquistar tus miedos.
Con el tiempo fuí haciendo poco a poco las cosas que más me aterraban, tengo que confesar que lo que más miedo me daba es saltar de bungee o saltar desde un puente, esto suena mas aterrador.
Si por mi dependiera, creo que todavía no me hubiera animado a saltar, pero entonces… ¿por que lo hice? simplemente por que tengo la fortuna de tener una compañera de vida que me anima hacer todo aquello que siempre e querido hacer, ella me apoya y me motiva a que juntos hagamos esas locuras que uno por si solo muy difícilmente haría.
Ese fue su regalo de nuestro 6to aniversario, nada mas ni nada menos que saltar desde un puente, ¡que locuras! ¿no creen? !Ese es amor!
Así que nos pusimos a investigar donde seria el mejor lugar para saltar en base a nuestro recorrido, en aquellos momentos nos encontrábamos viviendo en Nueva Zelanda y ya teníamos nuestra fecha de partida de éste gran país, así que decidimos saltar desde la ciudad desde donde volaríamos, el mismo día de nuestro vuelo de partida, desde el “Auckland Harbour Bridge”.
Los nervios se apoderaron de nosotros desde que pasó el transporte que nos llevaría al puente. Llegamos, nos pesaron, nos hicieron firmar esa forma donde te responsabilizas en caso de que te accidentes o mueras en el intento (suena aterrador ¿verdad?), lo cual solo te pone aun más nervioso, pero el staff en este lugar te hace sentir confiado, te explican algunas normas de seguridad y comenzamos a subir caminando por el puente, al rededor de 10, 15 minutos de caminata donde solo se siente un viento muy frío de bajo del puente. En este lapso por ir tomando fotos y videos con el celular, en una de esas ráfagas fuertes se me calló  al fondo del mar, una pena por que iba grabando el video que iba a subir a este post cuando el celular decidió saltar del puente, un momento muy trágico. (un minuto de silencio).
Por fin llegamos a la cabina desde donde nos ataron los pies, nos pusieron los arneses y nos preguntaron que si queríamos tocar el agua, la cual se veía super helada, a lo que dije: why not? (¿por qué no?) no nos garantizaron que pudiéramos llegar a tocarla pero me colocaron mas peso sobre los pies para poder darme un fresco chapuzón (al final no pude tocar el agua).
El momento de la verdad se acercó, tienes que caminar como pingüino para llegar a la orilla de la plataforma donde te señalan donde están las cámaras para que sonrías y te lleves tu foto de recuerdo, te toman de la espalda, checan que no vengan barcos o lanchas para que no les caigas encima, dicen “clear” y comienza la cuenta regresiva…. 3, 2, 1 JUMP….
En mi opinion, si tienes que hacer algo, no tienes que pensarlo, solo !HAZLO¡ creo que si me hubiera puesto a pensar la altura (40 metros) o visto para abajo, si tan solo hubiera pensado, entonces tal vez no hubiera brincado, ¿que hice? después de la cuenta regresiva y escuchar JUMP… simplemente me imagine que me estaba aventando un clavado a una piscina, pero la sensación es de película, mucho viento corriendo por tus oídos, en fracciones de segundos vez como te aproximas al agua y de repente sientes un estirón que te trae de regreso, brincas como 5 o 6 veces, mientras yo gritaba, uuuuujuuuuu otra vez!! cual niño aventado por las alturas que juega con su papá.
¿Lo volveria hacer?
Antes de saltar solamente lo quería hacer una vez para afrontar mi miedo, ahora lo haría solo por placer, es una experiencia única que sin duda lo repetiría (si me lo pagan), esta adrenalina que uno puede sentir se vuelve adictiva y las sensaciones son únicas e indescriptibles, uno solo quiere volver a sentirlo.
Yo ya me animé a vencer uno de mis mas grandes miedos, ¿cual es uno de tus mayores miedos que quisieras enfrentar?
 
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contacto

!Hola! Nuevas ideas, invitaciones de todo tipo, recomendaciones, críticas constructivas, saludos y de más son bienvenidos.

Enviando

©2017 #Yo si me animo

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?