fbpx

64. Turistear por el sur asiático [de mi 100 to do list]

Desde que era pequeño siempre me llamó la atención la cultura oriental, al igual que muchos, crecí con caricaturas como DragonBall creyéndome Gokú, los caballeros del zodiaco imitando a Kikki de Fénix, los super campeones, aquí mi favorito siempre fue Benji Price (el portero) aun que siempre fui muy malo para el fútbol y otras series provenientes de Japón, aunque uno siempre se refería como “Chino” a cualquier cosa que veíamos de allá, si veía una persona con los ojos rasgados, para mí era chino, si sabía Kung fu, Karate o incluso si veía un Samurai, para mi era Chino u oriental, pues antes no sabia de razas ni culturas.

Caricaturas de la infancia: DragonBall Z, Caballeros del zodiaco y supercampeones

El segundo acercamiento que tuve con la cultura oriental fueron las artes marciales, tenía amigos que practicaban karate y taekwondo, ahí aprendí que ninguno de los dos era chino, después en mi ignorancia conocí a un niño chino, influenciado por las películas, Brus Lee y otras caricaturas, yo pensé que todos los chinos sabían KungFu, o al menos, sabían pelear, ya después me di cuenta que no era así, de las diferentes culturas, lenguajes, costumbres y la gastronomía.
Una de las primeras cosas que quise hacer cuando empecé a trabajar y ganar dinero fue aprender alguna arte marcial, influenciado por las caricaturas que veía de niño, después de buscar cual quería aprender e ir con algunos maestros, el arte que más me cautivó fue el Aikido, después de ir al Dojo (escuela) y ver la clase en vivo. Esta arte marcial Japones, me enseño mucho sobre la disciplina y la cultura Japonesa. Es por eso que dentro de mi listado de cosas por hacer antes de morir están involucrado el Aikido en alguno de los puntos, ya hablaré más de ello en algún otro post.
Con el tiempo fui aprendiendo también sobre la cultura Zen y los monjes budistas, esto hizo que me llamará más la atención conocer estos lugares donde se practica la cultura Zen, tiempo después vi un video de un viajero por Tailandia, la vida exótica, el caos de las calles, la comida picante y al parecer deliciosa, los templos budistas y la gente amable. También me llamó la atención uno de los templos más antiguos que existen (Siem Reap ), localizado en un país llamado Cambodia, del cual nunca había escuchado, pero que estaba en el continente Asiático.
Todo esto me lleno de curiosidad y me propuse algún día viajar a esas tierras lejanas en busca de divertidas aventuras y nuevos conocimientos (de mi listado de 100 cosas por hacer antes de morir).
Tiempo  después de vivir en Nueva Zelanda y al regresar a México, tuve la oportunidad (por la cercanía) de crear una ruta de regreso a casa pasando por algunos países del Sureste Asiático, así que decidimos (junto con mi novia en aquel entonces) pasar por algunos de estos países.

Indonesia (Bali).

Qué hermoso lugar, este es un de los lugares donde me quedaría a vivir un tiempo, el primer lugar que fuimos al llegar al aeropuerto de Bali, la isla de los 10 mil templos. Se le llama así por que prácticamente en cada casa hay un templo, los rituales y ofrendas lo verás todos los días en lugares como Ubud, donde conocimos el bosque de los monos, un lugar un poco aterrador en el inicio, ya que los monos están sueltos y se divierten trepando a las personas y robándole sus pertenencias, abren tu mochila y sacan lo que pueden, es una experiencia única.
Mokey Forest
Después paseamos por las islas Gili, donde nos decepcionó un poco ver la contaminación del mar, lleno de basura, pero al llegar a la isla Trawangan, nos enamoramos en su atardecer, mientras fumamos una shishas y comíamos algo. Al día siguiente fuimos a explorar la isla y las otras 2 islas en un tour, un lugar paradisiaco y un calor infernal, la experiencia lo vale.
Trawangan

Isla Trawangan

shisha Isla Gili
Isla Gili

Isla Gili

Al día siguiente contratamos un chofer para que nos llevara a conocer los templos mas famosos, esta fue todo una experiencia, en primera por que uno cree que va a morir cada 5 minutos, pues la forma en que manejan es de verdad de película, no existen sentidos en las carreteras, manejan de un lado para otro y uno cree que no vivirá para contarlo, afortunadamente sobrevivimos y aquí estas leyendo esto.

Templos Bali

Templos Bali

En el camino nos tocó ver un funeral, el chofer nos explico que la familia embalsama al cadaver hasta juntar dinero para hacer un funeral digno, mientras tienen al cadaver en la casa y conviven con el para al final hacer la ceremonia en la calle y cremar al difunto ante la mirada de todos sus seres queridos, otra experiencia única al ver todo este ritual.
Funeral Bali

Funeral Bali

Para despedirnos de Bali, fuimos a cenar con el atardecer como vista a la orilla del mar en un lugar llamado Jimbaran y excelente comida Balinesa, de las mejores que he comido.

Tailandia

Cuando llegamos a Bangkok, coincidía que el Rey había fallecido hace algunos meses, así que el país estaba de luto y muchos festivales estaban llevándose acabo, así que nos tocó un momento único en la historia para visitar Tailandia, comenzamos llegando a khao san road, una parada obligatoria si eres mochilero, ya que es denominada la calle de los mochileros, lugar donde podrás degustar de gusanos, escorpiones o algún otro tipo de insecto o rastrero.
Khao san road bangkok

Khao san road Bangkok

En Tailandia también hay muchos templos y lugares impresionantes que conocer, empezando por el impecable palacio del Rey, un lugar de ensueño y extremadamente lujoso, parece que todo esta bañado en oro o hecho con finas joyas. Si solo tienes un día para conocer Bangkok, yo te sugiero visitar este lugar.

Palacio del Rey

Palacio del Rey

La siguiente parada fue hacia las playas paradisiacas playas de Phuket, donde estuvimos disfrutando del mar un par de días, conocimos la isla donde fue filmada la película de la isla donde actúa Leonardo DiCaprio, unas playas hermosas, me encantó, pero para ser sinceros hay cosas mejores en México así que no dire mucho del tema.

Playas de Phuket

Playas de Phuket

Después nos toco el turno de viajar alrededor de 14 horas en tren para llegar a Chiang Mai, un lugar conocido por un festival anual que hacen en Noviembre llamado lantern festival, un evento único en el mundo, pues aunque pareciera coincidencia, nos tocó presenciar de dicho evento, la verdad es que todo fue planeado con meses de antelación para pedirle la mano a mi novia, ya lo contaré a detalle en otro post.

Templo en Chiang Mai

Viajando en tren, primera clase de Bangkok a Chiang Mai

Viajando en tren, primera clase de Bangkok a Chiang Mai

Desayuno después de 14 hrs de viaje en tren

Este lugar también es increíble, la comida, deliciosa y el evento al que fuimos espectacular. También fuimos a un monasterio en la montaña, para llegar a él es necesario subir unas escaleras en forma de serpiente, ahí sí me sentí como Gokú cuando muere y tiene que llegar con Kali del Norte (solo si eres fan de DragonBall lo entenderás).
Camino hacia monasterio en las montañas en Chiang Mai

Camino hacia monasterio en las montañas en Chiang Mai

Un dato curioso de Tailandia es que todos los días en lugares públicos, como la estación del tren, escuelas y mercados suena a las 8am y a las 6pm el himno nacional y todas las personas paran para escuchar y otros cantar el himno, algo muy curioso de ver.

Laos 

Aprovechando que estábamos muy cercas de un país llamado Laos, nos fuimos unos días a conocer, es un país más budista, fue una buena experiencia quedarse en un pueblo budista y pasar por monasterios y ver como los niños que serán monjes estudian, ademas de darnos la asustada de nuestras vidas al hacer kayac y al entrar en un rápido casi nos volteamos en un rio donde tuvimos la oportunidad de ver a elévanos alrededor y muy seguramente había muchos cocodrilos por debajo de nosotros, un lugar pantanoso y con muchos mosquitos que matan a miles de turistas durante el año, afortunadamente todo salido bien y nos llevamos una buena aventura en Laos. También aproveche para llegar a un Dojo de Aikido y practicar un poco mis habilidades casi olvidadas.
Práctica de Aikido en Laos

Práctica de Aikido en Laos

Práctica de Aikido en Laos

Práctica de Aikido en Laos

Luang Prabang - Laos

Luang Prabang – Laos

En Luang Prabang - Laos

En Luang Prabang – Laos

Monasterio en Luang Prabang - Laos

Monasterio en Luang Prabang – Laos

Monasterio en Luang Prabang - Laos

Monasterio en Luang Prabang – Laos

Cambodia

Nuestro Siguiente destino fue Cambodia, aquí llegamos un par de días exclusivamente para conocer el templo de Siam Reap, una de los templos más antiguos que se relaciona con las construcciones de las pirámides de Egipto, las de Machipichu en Perú y la Pirámide de Chiche Itzá en México, es difícil de explicar, pero al estar ahí realmente se siente una vibra muy diferente, al igual que en Chichen Itzá y en Machipichu, sólo no he conocido las pirámides de Egipto, pero en estas se siente un tipo de energía diferente, aparte que el tipo de construcciones es impresionante, son cosas que se tienen que apreciar, así que te invito a conocer estas maravillas de la arquitectura antigua, que mas que viejas creo que son de una tecnología difícil de descifrar.
Palacio del Rey

Palacio del Rey

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

Vietnam

Para cerrar con broche de oro, viajamos por la ciudades más caótica en la que hemos estado, comenzamos en Hanoi. Vietnam es un lugar donde abundan las motos, las calles parecen un rio de gente viajando en moto, es increíble ver  tanta gente en tan poco espacio y el reto de cruzar la calle se puede volver todo un caos, tardamos como 3 días en animarnos y aprender como hacerlo.
Este lugar es famoso por que es la fabrica de muchas marcas famosas como Nike, Adidas, The North Face, Louis Voitton, Gucci y otras más. Así que podrás ver por las calles muchas tiendas que te ofrecen estos productos a precios realmente bajos.
En Vietnam tuvimos la oportunidad de convivir con una familiar campesina ubicada en las montañas del norte con la frontera con China, un lugar llamado Sapa, un pueblo donde cultivan el arroz, la experiencia fue muy interesante, pues uno convive con ellos y aprende de sus costumbres, en estas culturas la mujer lo hace todo, el hombre solo ve, no tiene ningún tipo de actividad, mas que la de hacer bebés en tiempos de fríos, curioso pero cierto. Estas mujeres son muy muy trabajadoras.
La próxima experiencia que nos esperaba era un crucero por Ha Long Bay, un sistema montañoso dentro del mar, acompañado con la actividad de kayacking y una clase de gastronomía, donde nos enseñaron a hacer rollitos primaverales vegetarianos, en este lugar tuve de nuevo otro flashback con Goku y el dragón Shen Long.

Ha Long Bay

La siguiente parada sería Dalat, al que denominaban el mini parís, un pueblito muy romántico en las montañas donde conocimos la crazy house, un parque temático del amor, una casa de artesanos donde hacían cuadros tejidos a mano, eso me impresiono realmente, son los cuadros mas realizadas que he visto, hechos a punto de cruz, parecen pintura. Sin duda, uno de mis lugares favoritos  de Vietnam, junto con Ho Ian, lugar pintoresco donde te ofrecen hacer tu traje a la medida en menos de un día, excelentes sastres que pueden hacerte lo que quieras.
Parque tematico del amor Dalat

Parque tematico del amor Dalat

Monastereo budista en la montaña

Monastereo budista en la montaña

Dalat punto de cruz

Dalat punto de cruz

Mini paris Dalat

Mini paris Dalat

Dalat artesano

Dalat artesano

Y nuestra ultima parada fue la ciudad de Ho Chi Minh, donde conocimos más sobre la historia de la guerra de Vietnam, en el museo, donde apreciamos más de cercas los tianguis y la ropa de lujo a precios muy bajos, la comida y el humor de los vietnamitas. Nos dimos unos días para explorar parte de la ciudad en el distrito 1 en Saigon.
Museo de la Guerra

Museo de la Guerra

Familia Vietnamita que conocimos en Dalat y nos encontramos en Ho Chi Minh

Familia Vietnamita que conocimos en Dalat y nos encontramos en Ho Chi Minh

Iglesia de la Sagrada Familia

Iglesia de la Sagrada Familia

Opera House

Opera House

Oficina Postal

Oficina Postal

Vietnam en lo personal me encanto, a pesar del caos en las calles, tiene muchas cosas que ver, la ciudad es enorme, la comida es deliciosa y la gente es amable.
Este viaje me amplio el panorama al conocer nuevas culturas, al tratar de aprender un poco de tailandés y vietnamita, al comer deliciosa comida completamente nueva, recibir los mejores masajes  y al relacionarme con viajeros del mundo en cada lugar que visitamos. Viajar sin duda es una de las mejores inversiones que puedes hacer, no solamente  conoces más, también vives más.
Y a ti, ¿cuál fue el viaje que más te ha marcado, ese que siempre recuerdas con una sonrisa y que quisieras volver a repetir?
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contacto

!Hola! Nuevas ideas, invitaciones de todo tipo, recomendaciones, críticas constructivas, saludos y de más son bienvenidos.

Enviando

©2021 #Yo si me animo

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?